Impacientes, TIC y eSalud [I]: Redes Sociales y blogs.

En las Redes Sociales (RRSS) he encontrado a impacientes muy involucrados en el aprendizaje de su enfermedad y he descubierto que, además, tienen blogs donde exponen no sólo noticias y novedades sobre su patología, también comparten sus experiencias personales.

Las Tecnologías de Información y Comunicación (TIC) son una herramienta de un valor incalculable tanto para el paciente, el cuidador y el profesional de salud. Por un lado, porque cada uno de ellos puede acceder fácilmente a información sanitaria. Por otro lado, porque conecta a todos estos actores entre sí, favoreciendo el aprendizaje y la comprensión. 

Las TIC permiten al impaciente tener contacto con otras personas que padecen la misma patología, intercambiar ideas y experiencias, compartir emociones,…

He podido comprobar que la mayoría de pacientes activos en la red son personas que presentan una enfermedad crónica. He querido investigar el papel que juegan las redes sociales y blogs en estos pacientes y si su uso es beneficioso.online-942408_1920

Con todo esto en mente, encontré un revisión sistemática que dilucidó muchas de mis dudas1. En ella se seleccionaron 42 estudios. Sólo se estudiaron 5 plataformas tecnológicas (Facebook, blogs, Twitter, Wikipedia o Wikis, y YouTube) y la mayoría examinaban Facebook y blogs. Se incluyeron 10 enfermedades crónicas aunque el 86% de los artículos se centraron en el cáncer, depresión y obesidad.

Se concluía que el impacto global de las redes sociales sobre la enfermedad crónica era variable: 48% estudios indicaban beneficios, 45% neutral o indefinido y 7% indicaban perjuicios. De los artículos que mostraban beneficios, el 85%  se refería al Facebook y blogs.

No es un mal comienzo, sin embargo las pruebas relacionadas con la eficacia y la efectividad de los medios de comunicación social son limitadas actualmente, si bien son prometedoras. Además, se han conseguido identificar varios retos relacionados con la privacidad y seguridad, la facilidad de uso o la desinformación2. Hay que ser conscientes que estas tecnologías que tenemos a nuestra disposición aún no han mostrado todo su potencial, pero estoy seguro que jugarán un papel vital en la mejora de salud de la ciudadanía en general y en la de pacientes crónicos en particular.

REFERENCIAS:

  1. Patel R, Chang T, Greysen SR, Chopra V. Social media use in chronic disease: a systematic review and novel taxonomy. Am J Med. 2015. Available at: http://www.amjmed.com/article/S0002-9343(15)00565-3/fulltext
  1. Househ M, Borycki E, Kushniruk A. Empowering patients through social media: The benefits and challenges. Health Inforjmatics Journal. 2014; 20(1): 50-58. Available at: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24550564

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s