Pacientes hospitalizados y calidad/horas de sueño.

La hospitalización es una situación estresante: El ingreso supone el abandono de un entorno familiar, una pérdida de intimidad, el cese temporal de actividades laborales y de ocio,… sin contar con el diagnóstico médico que puede ser de mal pronóstico. Esto puede conllevar una alteración en la calidad del sueño. La privación de sueño resulta perjudicial para la salud del paciente ingresado, en especial para la del paciente crítico1.

Pero veamos ¿Empeora realmente la calidad del sueño o disminuye la cantidad de horas de sueño al estar ingresado en el hospital? Y si es así, ¿Qué factores son los causantes de ello? Un estudio con pacientes ingresados en el servicio de Medicina Interna reportó un empeoramiento significativo de la duración del sueño durante la noche en el hospital en comparación con el hogar. Las razones más frecuentes para la falta de sueño fueron el ruido (59 %), las interrupciones de enfermería (30%), camas incómodas (18%), las luces brillantes (16%), un lugar desconocido (14%) y dolor ( 9 % )2.

Conociendo las causas, se pueden realizar intervenciones para mejorar la calidad de sueño. Ya existen investigaciones que evalúan intervenciones con este fin: En un estudio3, los pacientes informaron dormir una media de cinco horas por la noche, y el 47 % calificó la calidad del sueño como buena o excelente en el hospital. ¡Menos de la mitad! Tras llevar a cabo medidashospital-207690_1920 para mejorar la calidad del sueño -orientadas a la disminución y control del ruido y la luz además de concienciar al personal sanitario- las molestias por ruido y luz disminuyeron significativamente y el 69 % de los pacientes calificaron su sueño como bueno o excelente ¡22 % más que antes de la intervención! Las intervenciones locales como mejorar el conocimiento sobre el ruido en el personal sanitario, la instalación de persianas  y bajar las alarmas del equipo mejoró el sueño de los pacientes.

Sabiendo esto, debemos seguir investigando para desarrollar intervenciones que sean eficaces y de fácil implementación. Sin olvidar la concienciación. Por ello, son muy importantes las campañas e iniciativas como SueñOn® cuyo fin es promover el descanso de las personas hospitalizadas. Entre todos, es posible lograrlo. #CuidemoselSueño.

REFERENCIAS:

1.- Kamdar BB, Needham DM, Collop NA. Sleep deprivation in critical illness: Its role in physical and psychological recovery. J Intensive Care Med. 2011. Available at: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3299928/

2.- Dobing S, Frolova N, McAlister F, Ringrose J. Sleep Quality and Factors Influencing Self-Reported Sleep Duration and Quality in the General Internal Medicine Inpatient Population. PLoS One. 2016;11 (6) Available at: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4900612/

3.- Norton C, Flood D, Brittin A, Miles J. Improving sleep for patients in acute hospitalsNursing Standard. 2015; 29(28): 35-42. Available at: http://journals.rcni.com/doi/pdfplus/10.7748/ns.29.28.35.e8947

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s