Posición de Trendelenburg para hipovolemia y/o hipotensión.

Primero, y antes de todo, es importante explicar que la posición de Trendelenburg consiste en colocar al paciente en decúbito supino con las extremidades inferiores en una posición más elevada que la cabeza. Esta posición se suele realizar para mejorar la hemodinámica sistémica al favorecer la redistribución sanguínea desde las piernas hacia la circulación central. Sin embargo, ¿Realmente es útil?

Unos investigadores españoles (entre los que se encontraba un enfermero), se hicieron la misma pregunta y realizaron una revisión sistemática. En ella señalaban que la calidad de la evidencia carecía de la consistencia necesaria para dictaminar si la posición de Trendelenburg o la elevación de las piernas ofrecía beneficios significativos sobre el paciente con compromiso hemodinámico. Este estudio concluía que, ante la ausencia de evidencias claras, no debería recomendarse la utilización rutinaria de estas maniobras en situaciones de hipotensión y/o hipovolemia.

REFERENCIAS:

1.- Ballesteros S, Rodríguez A. Efectos de la posición de Trendelenburg sobre el estado hemodinámico: una revisión sistemática. Emergencias. 2012; 24: 143-150. Disponible en: https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=3893907

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s