A la caza del Mito [II]: Beber 2 litros de agua diarios (8 vasos).

¿Cuántas veces lo hemos oído? Como pacientes o como profesionales sanitarios: Es algo que se da por supuesto y que se recomienda. No obstante, ¿Qué evidencia hay detrás de esta recomendación?

Aunque no sea actual, me parece importante detenerme en el análisis que hizo un investigador en el año 2002, buscando la evidencia tras esta recomendación1. Al parecer, estamos ante una mala interpretación de diversas recomendaciones del siglo pasado. Además cuestiona varios aspectos de este consejo: ¿Se refiere al agua del grifo y agua embotellada solamente o de cualquier fluido? ¿Está la recomendación restringida a climas templados? ¿Está limitada a las personas sedentarias o incluye a individuos adultos que realizan ejercicio leve?

Dicho estudio concluye que no sólo no hay ninguna evidencia científica de que necesitemos beber mucho, pero que además esta recomendación podría ser perjudicial (hiponatremia  y exposición a contaminantes). Ya en el 2008 otro análisis publicado en la revista de la Asociación Americana de Nefrología confirmaba que no había pruebas claras del beneficio de beber una mayor cantidad de agua2.water-1154080_1920

Si acudimos a estudios actuales, podemos analizar un estudio que concluye que la ingesta de líquidos a partir de alimentos y bebidas (excluyendo el agua) no se asocia con la mejora de la función renal o la mortalidad reducida3. En este caso tenemos que ser conscientes que el estudio no tuvo en cuenta la ingesta directa de agua.

Por lo tanto, no es atrevido pensar que en la población general la recomendación de beber 2 litros de agua está obsoleta. Habría que tener muchos datos en cuenta a la hora de una mayor o menor hidratación: clima, actividad física que se realice, patología renal,…

REFERENCIAS:

1.- Valtin, H. “Drink at least eight glasses of water a day”. Really? Is there scientific evidence for “8 × 8”? Am. J. Physiol. 2002; 283. Available at: http://ajpregu.physiology.org/content/283/5/R993

2.- D. Negoianu, S. Goldfarb. Just add water. J Am Soc Nephrol; 2008: 19: 1041–1043. Available at: http://jasn.asnjournals.org/content/19/6/1041.full

3.- Palmer SC, Wong G, Iff S, Yang J, Jayaswal V, Craig JC, Rochtchina E, Mitchell P, Wang JJ, Strippoli GFM: Fluid intake and all-cause mortality, cardiovascular mortality, and kidney function: a population-based longitudinal cohort study. Nephrol Dial Transplant. 2014, 29: 1377-1384. Available at: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24398890

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s