La ingesta de arándanos como factor protector de infecciones urinarias: Puesta al día.

Tomar jugo de arándano, en fresco (bayas) o en cápsulas se suele indicar para prevenir la aparición de infecciones del tracto urinario (UTI) o cistitis ya que se ha encontrado que algunos de sus componentes podrían inhibir la adhesión de las bacterias a la pared de la vejiga. Sin embargo, ¿Son realmente eficaces?

Una revisión sistemática concluyó no encontró beneficios para las mujeres con infecciones urinarias recurrentes: Los productos de arándano no fueron significativamente diferentes a los antibióticos para prevenir las UTI. Finalizaba diciendo que el jugo de arándano no se podía recomendar actualmente para la prevención de UTIs1.

Otra revisión sistemática, sin embargo, concluía totalmente lo contrario: Sus hallazgos indicaban que los productos que contenían arándanos estaban asociados con un efecto protector contra las ITU2. Estas discrepancias se muestran en las diferentes guías para el manejo de infecciones del tracto urinario.

¿Cómo es posible esta variabilidad en los resultados? La heterogeneidad clínica (los participantes, los resultados y la intervención) y la heterogeneidad metodológica (el diseño del ensayo y los criterios de inclusión / exclusión), pueden dar lugar a resultados e interpretaciones variables3.

Por una parte, la variabilidad en los participantes depende de si los pacientes tienen una enfermedad complicada (vejiga neurógena, lesión en la médula espinal,…),  si se tratan de mujeres sanas o grupos especiales (mujeres embarazadas, ancianos o niños).

Por otra parte, los resultados difirieron en el criterio de diagnóstico de una ITU (cantidad de bacterias para el diagnóstico de ITU) y la variación en el momento de las evaluaciones de ITU (6 vs 12 meses de seguimiento). Esto puede contribuir a aumentar la variabilidad en las estimaciones de beneficios y conducir a conclusiones diferentes.

Además, hay que tener en cuenta el producto utilizado: estado sólido o líquido, producto fresco o en comprimidos y su dosificación.

El artículo que comparó ambos metaanálisis3 sugirió que se debía realizar investigaciones adicionales sobre los arándanos para la prevención de infecciones del tracto urinario recurrentes en mujeres, ya que representan una población relevante (las opciones alternativas distintas al antibiótico son limitadas).

REFERENCIAS:

1.- Jepson RG, Williams G, Craig JC: Cranberries for preventing urinary tract infections. Cochrane Database Syst Rev. 2012: 10. Available at: http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1002/14651858.CD001321.pub5/abstract;jsessionid=1A6ECC152629E80D6531570C686450FF.f03t01

2.- Wang CH, Fang CC, Chen NC, et al. Cranberry-containing products for prevention of urinary tract infections in susceptible populations: A systematic review and meta-analysis of randomized controlled trials. Arch Intern Med. 2012: 172; 988–996. Available at: http://jamanetwork.com/journals/jamainternalmedicine/fullarticle/1213845

3.-  Liska DJ, Kern HJ, Maki KC. Cranberries and Urinary Tract Infections: How Can the Same Evidence Lead to Conflicting Advice? Adv Nutr. 2016: 7; 498-506. Available at: http://advances.nutrition.org/content/7/3/498.abstract

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s