Oseltamivir (Tamiflu®) para el tratamiento de la gripe en adultos.

Estamos en plena época de gripe, con altas tasas de incidencia en algunas comunidades autónomas que han colapsado los hospitales y servicios de urgencias (Podéis ver la evolución de la tasa de gripe en España en la Red Nacional de Vigilancia Epìdemiológica) y uno de los fármacos que se prescriben para su tratamiento es el Oseltamivir. ¿Qué sabemos de este medicamento?

Una revisión sistemática aclaró los riesgos y los beneficios del famoso Tamiflu:

Por una parte, el oseltamivir redujo el tiempo hasta el primer alivio de los síntomas en 16,7 horas (intervalo de confianza del 95% 8,4 a 25,1 horas, p <0,001). Esto en realidad representa una reducción en el tiempo hasta el primer alivio de los síntomas de 7 días a 6,3 días en el grupo de oseltamivir en comparación con el grupo de control.

Por otra parte,  no hubo diferencias en las tasas de admisión al hospital entre los grupos de tratamiento. El número de pacientes que fue necesario tratar para obtener beneficio fue de 100 (intervalo de confianza del 95% 67 a 451 pacientes).

En cuanto a efectos adversos, el oseltamivir se asoció con un mayor riesgo de náuseas y vómitos. También se asoció con un menor riesgo de diarrea y eventos cardíacos en el sistema corporal en comparación con el placebo. En caso de usarse como profiláctico, si aumentaba el riesgo de cefaleas y síndromes psiquiátricos y renales.

Sabiendo esto, es obvio que hay que valorar estos riesgos y beneficios antes de iniciar un tratamiento de este tipo. ¿Existen alternativas? Pudiera pensarse que los antipiréticos son una buena opción pero en modelos animales, el tratamiento con antipiréticos (aspirina, paracetamol, AINES,…) para la infección por influenza aumentó el riesgo de mortalidad. No existían ensayos controlados con placebo en seres humanos que informaran sobre la mortalidad2. Un ensayo más actual determinó que el paracetamol no tenía ningún efecto sobre la temperatura o los síntomas clínicos en pacientes con influenza confirmada por PCR3.

Es importante, por tanto, seguir investigando y tomar decisiones compartidas con el paciente con la mejor evidencia disponible, individualizando cada caso.

[Actualización: 13/06/2017]

El oseltamivir (Tamiflu®) ha sido degradado en la lista de medicamentos esenciales de la Organización Mundial de la Salud de un medicamento “básico” a uno que es “complementario”, una categoría que abarca los medicamentos que se consideran menos rentables.

BE CURIOUS!

REFERENCIAS:

1.- Jefferson T, Jones M, Doshi P, Spencer EA, Onakpoya I, Heneghan CJ. Oseltamivir for influenza in adults and children: systematic review of clinical study reports and summary of regulatory comments. BMJ. 2014:348. Available at: http://www.bmj.com/content/348/bmj.g2545

2.- Eyers S, Weatherall M, Shirtcliffe P, Perrin K, Beasley R. The effect on mortality of antipyretics in the treatment of influenza infection: systematic review and meta-analysis. J Roy Soc Med 2010;103:403-11. Available at: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2951171/

3.- Jefferies S, Braithwaite I, Walker S, Weatherall M, Jennings L, Luck M et al. Randomized controlled trial of the effect of regular paracetamol on influenza infection. Respirology. 2016; 21 (2): 370-377. Available at: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4738455/

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s