Flebitis Zero: Prácticas seguras con evidencia.

Una técnica realizada ampliamente por los profesionales de enfermería es la inserción de catéteres venosos periféricos. Una de sus complicaciones principales es la flebitis: La inflamación de la capa interna de la vena. Su origen puede ser mecánico, infeccioso o químico. Por nuestra parte, existen medidas para su prevención ¿Cuáles son?

Desde el proyecto Flebitis Zero nos informan de diferentes acciones que pueden servir para reducir la aparición de esta complicación (con diferentes niveles de evidencia):

  • Elegir el calibre del catéter teniendo en cuenta el tiempo y tipo de tratamiento que se vaya a aplicar, intentado aplicar el calibre más pequeño y de longitud más corta. En este sentido, tenemos una gran infografía de Enfermería Creativa:                                                         eleccion-cateter.png
  • La higiene de manos con jabón antiséptico o productos de base alcohólica es una de las medidas más eficaces para prevenir la flebitis. IMPORTANTE: El uso de guantes no excluye el lavado de manos.
  • Realizar antisepsia de la piel con Clorhexidina alcohólica >0,5% dejando secar y no palpando la zona tras su aplicación.
  • Mantenimiento aséptico del catéter: Aplicar apósito transparente para valoración de punto de inserción, cambiando el apósito a la semana o cuando pierda su integridad, mantener la permeabilidad del catéter con lavados periódicos de SFF 0,9%, cambio de equipos y accesorios no antes de 96h y no después de 7 días,…
  • Retirar lo antes posible catéteres que no sean imprescindibles. IMPORTANTE: No es necesario el cambio rutinario de catéteres.

Integrando estas medidas en nuestra práctica diaria podemos evitar complicaciones innecesarias al paciente.

BE CURIOUS!

Anuncios

6 comentarios en “Flebitis Zero: Prácticas seguras con evidencia.

  1. Muy buen resumen solo que no hay que olvidar que el manejo de accesos vasculares esta regido por la NOM.022 y debemos trabajar conjuntamente con lo que nos indica

    Me gusta

  2. Me inclino mas a elegir el catéter en función de la anatomía de la vena y el objetivo terapéutico, que por la duración del tratamiento. Higiene de manos, antisepsia de la piel, Apósito transparente, como lo mencionan ya, son la clave para evitar complicaciones. La enfermera(o) experta solo con el diagnóstico y la edad del paciente puede decidir que color va a utilizar… y aún así al momento de tener frente los vasos puede decidir un calibre menor o mayor.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s