¿Cómo buscar información fiable de salud en internet?

Navegar en internet tiene sus riesgos. Todos lo sabemos. Ante nosotros se abre un mar de información en la que debes saber separar la paja del trigo, es decir, saber diferenciar información fiable y de calidad de la que no lo es, o peor aún, de engaños y pseudoterapias dañinas.

Screenshot_20170511-221916
Hay que ser cuidadoso con las fuentes que consultas en internet: Pueden contener información incorrecta. Un poco de humor de parte de Mr. Puterful.

Pues bien, hoy os traigo unos consejos (para muchos de vosotros puede que no sean nuevos) que bien pueden servir como base firme con la que empezar. Las recomendaciones que voy a exponer a continuación están extraídas de una infografía elaborada por la Consejería de Salud de Andalucía en el año 2012.

7consejoswebsfiablesensaludo-1-1

1.- Caducidad de la información: Lo que era muy sano y beneficioso para la salud puede no serlo tanto dentro de unos años. No es lo mismo hacer referencia a un estudio de este año o a uno de 1980. La evidencia puede cambiar y con más investigación se pueden aclarar temas de salud que no están muy claros a día de hoy.

2.- No te fíes de las apariencias: Este consejo se puede aplicar a todos los aspectos de la vida, pero cuando hablamos de webs tenemos que tener claro que estéticamente pueden estar genial, con los textos justificados (primer aspecto en el que me fijo al visitar otros blogs, soy así de raro), acompañados de imágenes,… pero eso no significa que la calidad de la información sea buena.

Yo soy un maniático de el orden, muy visual y sé la importancia de la estética: Puede hacer un contenido interesante y amenizar su lectura. ¡Pero ojo! Como bien he explicado el texto puede estar lleno de mentiras.

3.- Autoría explícita: Nada de autores anónimos: Debemos saber quién está detrás. Incluso saber si tiene conflictos de interés: Saber si trabaja o ha trabajado en empresas privadas del sector sanitario.

4.- Recetas Milagro, ¡Vade Retro!:  Diferenciar la información sanitaria de los artículos de la publicidad de estos espacios virtuales. Aprovecho a comentar que hay que sospechar SIEMPRE de toda noticia en el que se hable de remedios sencillos, curas sorprendentes,… y temas por el estilo.

5.- Fuentes que se puedan consultar: Facilitar al lector las referencias y bibliografía utilizada para elaborar el artículo para que pueda acceder a las fuentes primarias. De esta forma puede consultar esa información de salud y asegurarse que el autor del artículo no ha realizado una interpretación sesgada de la misma.

6.- El reconocimiento da confianza: Una web o blog avalada por alguna institución debe inspirarte confianza. De misma forma, que una bitácora virtual disponga de varios certificados de salud también es buena señal (HONcode, WIS,…).

7.- Internet no sustituye el consejo de tu profesional sanitario: No tomes una decisión a la ligera. Compara información en otros sitios web y, lo más importante, habla con tu profesional sanitario más cercano. El te puede ayudar.

¡Y estos son las 7 recomendaciones básicas a la hora de buscar información de salud fiable en internet!

Os dejo con otra infografía con información adicional (creación de FFPaciente y Enfermería Blog):

salud-internet3-z.jpg

Recordad: BE CURIOUS!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s