Efectos de usar anillos, pulseras y esmalte de uñas sobre el correcto lavado higiénico de manos y desinfección

Anillos, pulseras y esmaltes de uñas como origen de infecciones relacionadas con la asistencia sanitaria.

Existe un importante problema de salud pública: Las infecciones relacionadas con la asistencia sanitaria (IRAS) (que incluyen las infecciones nosocomiales y las infecciones adquiridas por pacientes de la comunidad). En Canadá se estimó (2012) que entre el 5% y el 10% de los pacientes hospitalizados en el país desarrollarán una IRAS1.

El lavado higiénico de manos es una medida efectiva para reducir estas infecciones. No obstante, hay cuestiones relacionadas con esta actividad que pueden afectar a una correcta desinfección: dos de ellas son llevar joyas en  manos / muñecas y llevar esmalte de uñas.

La piel debajo del anillo puede estar más poblada de microorganismos que el resto de la mano y el llevarlo puede aumentar el riesgo de desgarro de guantes. Por su parte, las joyas de las manos pueden evitar un correcto lavado de manos. En cuanto al esmalte de uñas, un esmalte desgastado o usado más de 4 días fomenta la presencia de microorganismos que son más difíciles de eliminar durante el lavado de manos2.

Muchas guías recomiendan no llevar anillos, pulseras o esmalte de uñas durante el lavado higiénico de manos. Sin embargo, ¿Existe evidencia detrás de estas recomendaciones?

En 2017 la Agencia Canadiense de Medicamentos y Tecnologías en Salud publicó un informe3 con la evidencia más actual posible sobre este tema en cuestión:

En este informe se analizaban diferentes artículos, revisiones sistemáticas y guías. En una revisión sistemática se concluyó que el llevar anillos en un entorno quirúrgico no causaba un mayor riesgo de infecciones en el sitio quirúrgico. No obstante, las conclusiones estaban basadas en estudios de baja calidad. En otra revisión sistemática se concluyó que no había pruebas suficientes para determinar el efecto del esmalte de uñas en la infección del sitio quirúrgico.

Tres guías aportaban recomendaciones para profesionales sanitarios: En dos de ellas se recomendaba eliminar de manos y muñecas joyas, y no usar esmalte de uñas. En la tercera, se permitía el uso de esmalte de uñas pero estando íntegro y el uso de un anillo simple. Todas las recomendaciones parecía no estar basadas en evidencia sólida.

El nivel de evidencia de usar esmalte de uñas o joyas de mano y muñeca por parte de los profesionales de la salud y el riesgo de transmisión de infecciones no resultó ser alta. Los artículos sugieren que el riesgo de transmisión de infecciones no está afectado por el uso de joyas o esmalte de uñas. en un entorno quirúrgico. Sin embargo, las guías discrepan cuando se tratan de otros entornos asistenciales.

Parece ser que eliminar todas las joyas de los dedos y las muñecas y no usar esmalte de uñas es la medida más segura para prevenir la transmisión de infecciones en la mayoría de entornos de asistencia sanitaria.

REFERENCIAS:

1.- Public Health Agency of Canada. Routine practices and additional precautions for preventing the transmission of infection in healthcare settings. Ottawa: 2012. Available from: http://publications.gc.ca/collections/collection_2013/aspc-phac/HP40-83-2013-eng.pdf

2.- Ontario Agency for Health Protection and Promotion, Provincial Infectious Diseases Advisory Committee. Best practices for hand hygiene in all health care settings, 4th edition. Toronto: Queen’s Printer for Ontario; 2014. Available from: https://www.publichealthontario.ca/-/media/documents/bp-hand-hygiene.pdf?la=en

3.- Canadian Agency f or Drugs and Technologies in Health. CADTH rapid response report: summary with critical appraisal. Jewellery and Nail Polish Worn by Health Care Workers and the Risk of Infection Transmission: A Review of Clinical Evidence and Guidelines. Ottawa: CADTH; 2017. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK487444/pdf/Bookshelf_NBK487444.pdf