Uso de miel para tratamiento de heridas y úlceras.

De vez en cuando escuchas a compañeros/as de profesión y, en menor medida a medios de comunicación, comentar el uso de un producto ‘natural’ para el tratamiento de una u otra patología. El uso de miel para el tratamiento tópico de heridas y úlceras es un ejemplo de ello. Sin embargo, ¿Qué dice la evidencia al respecto?Leer más »

Anuncios

La mejor opción: Combinación de apósitos primarios y secundarios.

Existen una amplia gama de apósitos para el tratamiento de úlceras y heridas dependiendo de su etiopatología, su exposición a la presión, la fricción, la humedad, el nivel de exudado, el olor, la cavitación, la presencia o no de tejido necrótico, la presencia de infección local,… clasificándose estos en apósitos primarios (en contacto íntimo con la lesión) y los apósitos secundarios (que aíslan la herida del exterior).Leer más »